¿Cómo detectar los principales síntomas del SOP?

Existen diversos problemas de salud que son exclusivos de las mujeres, pero uno de los que provoca mayores afectaciones es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Debido a la falta de información y no asistir a consultas médicas periódicas, muchas pacientes pueden tardar años en conocer si lo padecen.

Sólo un profesional de la salud cuenta con los conocimientos para realizar un diagnóstico certero. Así que es fundamental fomentar un cambio en la mentalidad de la población. Mediante revisiones generales frecuentes se puede determinar si una mujer sufre de SOP o no.

También es cierto que existen algunos síntomas con los que las mujeres pueden sospechar si padecen de SOP. Los principales son irregularidades en el ciclo menstrual, aumento de peso, acné y exceso de vello facial. De igual forma,  la aparición de quistes en los ovarios. En algunos casos, puede derivar en consecuencias como la infertilidad.

Cuando se presentan varios de los aspectos señalados es pertinente acudir de inmediato con un médico. En la actualidad se cuenta con varias pruebas con las que se puede determinar con certeza si se trata de un caso de SOP.

Pruebas médicas a realizar

Lo primero que debe realizar el médico es una exploración pélvica en la paciente. Posteriormente será necesario un análisis de sangre y una ecografía. Al reunir los resultados de las tres pruebas se obtienen la información necesaria para tomar una decisión final.

En caso de que el resultado sea positivo, existen varios tratamientos farmacológicos a indicar. En la actualidad, algunos de los más efectivos son los que contienen myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que es muy efectivo para regularizar los periodos menstruales irregulares, disminuir la producción excesiva de testosterona y favorecer la fertilidad.

A partir de factores como la edad y peso de la paciente se puede elegir el más adecuado para cada mujer. En cualquier caso, la adherencia a las indicaciones del médico siempre es la parte más importante.