Conoce estos parques en la CDMX perfectos para hacer ejercicio

Para la Sociedad Española de Epidemiología, las bacterias de las enfermedades respiratorias transmisibles mueren al exponerse al sol. Además, el aire fresco ayuda al desarrollo del cerebro y tiene otros beneficios psicológicos, como reducir el estrés y la depresión.

Parque México

Cuenta con una extensión de 88 mil metros cuadrados, ideal para salir a correr o pasear a tu mascota. Se ubica en una zona céntrica, por lo que es muy fácil llegar.

Parque de los Dinamos

Puedes llegar desde temprano y desayunar una sopa de médula o visitar el pueblo de Atlitic una zona montañosa donde corre un río. La entrada es libre y, aunque cuenta con estacionamiento, puedes tomar los camiones que salen del metro Viveros o Tasqueña.

Parque Rufino Tamayo

Ubicado entre el Museo Tamayo Arte Contemporáneo y el Museo Nacional de Antropología. El parque cuenta con grandes espacios verdes para que tomes un respiro y te acuestes bajo un árbol sobre una manta.

Parque Tezozómoc

Además de contar con áreas para corredores, es un ejemplo de la arquitectura de nuestro país, pues fue construido por el arquitecto Mario Schejetnan en 1982 y está inspirado en el Valle de México. Incluso tiene gomitas que emulan montañas y cerros de la ciudad.

Parque Adolfo López Mateos

Es una buena opción para salir a correr con tu mascota, pues cuenta con más de 4 mil 500 metros cuadrados. También tiene atracciones específicas para tu perrito, desde toboganes y albercas de agua y arena, hasta resbaladillas y bebederos.

No olvides recoger los desechos de tu peludo para mantener el parque limpio y agradable.

Parque Luis G. Urbina

También conocido como Parque Hundido, cuenta con andadores, jardines y fuentes, incluso este parque ha sido adoptado por diferentes grupos deportistas como bicicleteros.

Recuerda que a la par de los cambios en tu estilo de vida, necesitarás llevar un tratamiento para el SOP. Una alternativa está en los tratamientos con myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, exceso de testosterona (que provoca exceso de vello o acné), al igual que permite la maduración de óvulos para que sean fértiles.