Crea una rutina de cuidado diario para proteger tu piel

El cuidado de nuestra piel es muy importante, por lo que debes dedicarle al menos unos minutos para su cuidado y nutrición. Y a pesar de que la temporada invernal y los fríos ya están pasando no debemos dejar de protegernos.

Rutina de cuidado de la piel

·Lo principal es la limpieza. La Cámara Nacional de Productos y Cosméticos asegura que debe ser al menos 2 veces al día: por la mañana y por la noche. Para esto existen diversos productos específicos para el rostro.

En cuanto al cuerpo, procura usar un jabón neutro, sin aroma para evitar reacciones; sobre todo si has comensado a desarrollar diabetes o ya la padeces. Enjuaga tanto cuerpo y rostro con agua tibia, nunca caliente y mucho menos fría.

·Hidrata justo después de la limpieza, pues tus poros estarán abiertos y absorberán mejor los productos. Asegúrate que estos sean hipolergénicos y contengan glicerina. Canipec incluso señala que es buena opción aplicar talco en áreas donde la piel se sienta húmeda.

·Protector solar: es indispensable para toda persona. No importa que el día este nublado, es importante que te lo apliques en cara y cuerpo, sobre todo en áreas expuestas a los rayos UV.

Es verdad que es muy difícil encontrar un protector que no sea grasoso y probablemente tendrás que invertir más en este que en otros, por lo que puedes aprovechar ofertas en tiendas departamentales para acceder a un buen producto.

·También es importante que tengas un cuidado específico si te depilas, entendemos que para algunas mujeres el tema del vello corporal es muy molesto, por lo que el cuidado de la piel debe ser aún más serio.

Procura depilarte durante tu rutina de limpieza. De este modo, los poros estarán abiertos y será más fácil, además puedes usar alguna crema para afeitar o tu mismo jabón para mantener hidratada la piel mientras la depilas.

Posterior a esto puedes usar algún limpiador facial para evitar infecciones y prosigue a hidratar. 

Recuerda que a la par de estos cuidados de la piel, necesitarás llevar un tratamiento para el SOP. Una alternativa está en los tratamientos con myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, exceso de testosterona (que provoca exceso de vello o acné), al igual que permite la maduración de óvulos para que sean fértiles.