Infografía: Te decimos cómo llevar un tratamiento no farmacológico

Para que notes una mejora en tu calidad de vida esta debe ser de manera regular y equilibrada. Procura evitar las comidas en la calle, para esto puedes preparar un día antes y llevar contigo los alimentos para viajar o consumir en el trabajo.

Junto a esta alimentación puedes agregar una actividad física, ya sea correr o realizar caminatas por las mañanas. También debes dormir lo suficiente y controlar el estrés de maneras saludables.

Nuestra ingesta calórica debe equilibrarse con el gasto calórico para evitar el aumento un aumento de peso poco saludable. Además, la Organización Mundial de la Salud señala que las grasas no deben superar el 30 por ciento de la ingesta calórica.

Para lograr esto debes tener un control y determinación en tu alimentación y actividad física. Es verdad que cada cuerpo es diferente y tiene necesidades diferentes, pero una regla de oro es que, sí llevas una vida saludable te verás y sentirás mejor.

Recuerda que a la par de los cambios en tu estilo de vida, necesitarás seguir un tratamiento para tus síntomas del SOP. Una alternativa está en los tratamientos con myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, exceso de testosterona (que provoca exceso de vello o acné), al igual que permite la maduración de óvulos para que sean fértiles.

Descarga la infografía completa