La importancia de medir el índice HOMA

Una obligación de cualquier persona debe ser acudir a revisiones médicas de forma periódica. Los únicos beneficiados o perjudicados son ellos mismos porque la desidia provoca que un pequeño problema evolucione hasta alcanzar grandes proporciones. No conocer el estado de salud propio es uno de los más grandes errores que alguien puede cometer.

Dentro de la amplia variedad de enfermedades que existen, hay una exclusiva de las mujeres que cada vez es más frecuente. Se trata del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Para poner en contexto su importancia, se trata de una de las causas principales de infertilidad en el mundo.

Algunas estadísticas señalan que al menos 300 millones de mujeres sufren de SOP. Aunque la realidad es que la cifra podría ser mucho mayor porque muchas personas tardan años en conocer su verdadero estado de salud. Algunas que lo padecen inclusive nunca llegan a saberlo.

Aunque presenta varios síntomas que cualquier persona puede reconocer, lo más importante es siempre consultar a un médico. Únicamente un profesional de la salud cuenta con los conocimientos y herramientas para emitir un diagnóstico.

Verificar resistencia a la insulina

Una vez que ya se confirmó el estado de salud, también es recomendable que el médico a cargo realice la prueba HOMA (Homeostasis Model Assessment) por diversos motivos. El principal es porque más de la mitad de las mujeres con SOP, sin importar su peso, desarrollan una fuerte resistencia a la insulina. Pero con ayuda de la prueba mencionada se puede estar seguro si se trata del caso.

A su vez, la prueba HOMA también es recomendable por su bajo costo. Al aplicarla, el médico tendrá las bases suficientes para determinar si la paciente ha desarrollado resistencia a la insulina. Lo anterior es muy importante porque el SOP no sólo afecta en la fertilidad, sino en distintos aspectos de la vida de las mujeres.

Con el diagnóstico del SOP, es posible comenzar con un tratamiento. En la actualidad, los que han reportado resultados más efectivos son los que contienen myo-inositol. Es un compuesto orgánico de la familia del complejo B. Ayuda a tratar los síntomas del SOP, como exceso de testosterona (que se muestra en exceso de vello, dificultad para bajar de peso o acné), infertilidad y ciclos menstruales irregulares.

Así, ante cualquier sospecha de SOP es importante acudir al médico. A su cargo, se podrán realizar pruebas como el índice HOMA para saber con certeza el estado de salud de la paciente. En caso de tener SOP, se podrá comenzar en cuanto antes con el tratamiento más adecuado.