¿Qué suplemento alimenticio es el correcto?

Las revisiones médicas periódicas son una parte esencial de la vida. Por desgracia, para la mayoría de la población pasan desapercibidas. Son realmente una minoría los que acuden a exámenes generales de forma anual. Es precisamente cuando se cuenta con este hábito que se pueden detectar diversos problemas de salud en sus primeras etapas. Con esto, se evitan complicaciones innecesarias que pueden llegar a ser mortales.

En el caso de las mujeres, una adversidad bastante recurrente es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Se presenta con tanta frecuencia que ya es considerada una de las principales causas de infertilidad a nivel mundial.

Para quienes ya padecen de SOP, existen varias alternativas disponibles. Lo principal es contar con el diagnóstico de un profesional de la salud. Una vez que se cuente con él, se puede elegir el tratamiento farmacológico más adecuado.

Correcto combate de la obesidad

También se deben enfrentar algunos de los efectos secundarios del SOP. Uno de ellos es el aumento de peso, lo que impacta en el estado de ánimo y la salud de las mujeres. Debido a que llegan a ser objeto de burla por parte de otras personas, se trata de uno de los aspectos que quieren cambiar de inmediato.

Por tal motivo, iniciar con la práctica de actividades físicas y cambiar los hábitos alimenticios es muy importante. Todo esto se debe hacer de forma complementaria al tratamiento farmacológico y jamás abandonarlo.

Si bien, existe una amplia oferta de suplementos alimenticios en el mercado, una de las más eficaces es la que contiene myo-inositol. Es un compuesto orgánico que se encuentra en nueces, legumbres, avena o germen de trigo. Los estudios científicos más actuales han encontrado que ayuda a tratar los síntomas del SOP, como infertilidad, exceso de testosterona (que se traduce en obesidad, vello o acné excesivos) o ciclos menstruales irregulares.

Sólo recuerda que lo que se requiere es contar con la autorización de un profesional de la salud. La automedicación nunca es ideal porque una persona no cuenta con los conocimientos suficientes para recetarse a sí misma.

A partir de factores como la edad y el nivel de obesidad es que se puede partir para indicar el suplemento más adecuado para cada caso. Aunque siempre, lo más importante es seguir las indicaciones del médico y nunca abandonar el tratamiento. A través de una correcta obediencia y perseverancia es que se logran los resultados.