¿Sabes que el SOP provoca mala salud más allá de problemas reproductivos?

Está claro que las mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) experimentan una mala salud y mala calidad de vida al llegar a sus cuarenta y pico años, según una investigación publicada en el “Journal of Clinical Endrocinology & Metabolim”, a la revista de Sociedad Endocrina norteamericana.

La depresión y la ansiedad continúan incluso después de la menopausia

El SOP afecta a entre el 6 y el 18 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, aunque sus efectos secundarios van más allá de la infertilidad y las irregularidades menstruales ya que también experimentan problemas psicológicos como depresión y ansiedad que continúan incluso después de la menopausia.

Deben someterse a exámenes de detección de problemas de salud mental

Tal y como ha determinado Terhi Piltonen, de la Universidad de Oulu en Finlandia, “las mujeres con SOP tienen una menor satisfacción con la vida y peor saluda hasta los últimos años reproductivos”. Así que los investigadores encontraron que las mujeres que lo padecían presentaban mala salud y calidad de vida en comparación con aquellas que no presentaban esta patología. Sobre todo, la angustia mental fue el factor que más contribuyó a la mala calidad de vida.

Piltonen recomienda en su estudio que “se necesitan más intervenciones para mejorar la calidad de vida en las mujeres con SOP que tienen entre 30 y 40 años. Estas mujeres deben someterse a exámenes de detección de problemas de salud mental con regularidad y recibir tratamiento para otros síntomas angustiantes como el crecimiento excesivo del vello”.

Una alternativa para tratar los síntomas del SOP está en los tratamientos con myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, exceso de testosterona (que provoca exceso de vello o acné), al igual que permite la maduración de óvulos para que sean fértiles.