Consejos para controlar tu SOP de manera natural

  • Sentir dolor y fatiga es común cuando sufres Síndrome de Ovarios Poliquísticos.

  • Aprende a regular tus niveles de insulina para controlar tu testosterona y no engordar.

  • Tomar terapia psicológica te ayudará, pues el SOP podría tener su origen en la mente.

Si sufres Síndrome de Ovarios Poliquísticos probablemente estás muy informada de lo que supone para tu cuerpo y para tu vida esta enfermedad. Sin embargo, siempre puedes optar por métodos naturales para controlar tu SOP.
Uno de los síntomas de SOP es sentirte cansada constantemente y que además sientas una serie de molestias o dolores en partes que aparentemente no tienen relación directa.
Recuerda que en tu cuerpo todo está conectado y la influencia de unos sistemas en otros es innegable.
El SOP puede tener consecuencias como inflamación crónica, que puede causar dolor y cansancio frecuentes. Además, contribuye a que ganes peso más fácilmente.
Notas relacionadas:
Todo lo que debes saber sobre la hemorragia por ovarios poliquísticos
Cómo tratar el acné con SOP. Aprende a cuidarte desde adentro
Depilación láser: una opción para eliminar el vello facial por SOP

Aprende a controlar tu SOP desde lo que comes

Para evitar los síntomas de SOP hay ciertos hábitos que puedes adoptar como tomar Omega 3, que es antiinflamatorio.
La insulina es una hormona cuya función es convertir los azúcares que consumes en energía. Cuando hay un desequilibrio en la insulina, ésta no cumple su función.
En el SOP, el cuerpo tiene tendencia a crear más insulina de la necesaria. Esa insulina tiene un impacto directo en los ovarios, provocando que generen más testosterona de la necesaria.
Además, un exceso de azúcar en sangre puede provocar que engordes muy fácilmente.
Si no lo regulas, te resultará mucho más difícil perder peso por muchos esfuerzos que hagas. Si tienes SOP y sobrepeso, seguramente notes que la grasa se acumula sobre todo sobre el abdomen.
Cuida mucho tu alimentación, evita especialmente aquellos productos que te hacen mal: grasas saturadas como carnes rojas, mantequilla y margarina, chocolate; azúcares añadidos, alimentos precocinados y harinas blancas.
Hay diversos factores que hacen que con SOP tengas más apetito y tendencia a comer más de lo necesario. Uno de ellos son los picos de azúcar que provocan antojos.
Las mujeres con SOP carecen de la hormona CCK, que entre otras cosas regula el apetito.
La falta de esta hormona provoca que tardes más en sentirte saciada. Por tanto, ingieres más calorías en cada comida, ya que tu cuerpo no te avisa de que ya no necesita más alimentos.
Lo mejor es consumir frutas dulces como peras, manzanas, fresas, sandía, higos, albaricoques o ciruelas. Todos ellos con un índice de azúcar adecuado.
También intenta hacer al menos cinco comidas al día y que todas ellas incluyan algo de proteína. Así te sientes saciada antes, llegas a cada comida con menos apetito y evitas los tan temidos atracones.
Si debido a los desajustes hormonales tienes amenorrea (ausencia de menstruación durante más de 6 meses) o dismenorrea (menstruas de forma irregular con ciclos de más de 35 días), lo primero que debes hacer es trabajar por regular tus niveles hormonales y facilitar así una ovulación lo más regular posible.
De esta forma, fomentas la expulsión natural y saludable de los óvulos y puedes conocer con más facilidad tus días fértiles.
Para ello debes llevar una alimentación adecuada, realizar ejercicio físico frecuente e ingerir un complemento alimenticio de calidad que ayude a equilibrar tus niveles hormonales de manera natural.

El origen del SOP estaría en el cerebro

Recientemente se ha descubierto  que ratas que no tenían receptores androgénicos en el cerebro no podían desarrollar SOP. Es decir, que para tener SOP es necesario que tu cerebro cumpla esa característica.
Sin embargo, si las ratas no tenían receptores androgénicos en los ovarios, sí podían desarrollar SOP.
Esta investigación es un nuevo foco de luz sobre una enfermedad poco investigada desde un punto de vista clínico.
Además puede ayudar a desarrollar nuevas opciones terapéuticas o incluso una cura para el SOP.

Recuerda que a la par de los cambios en tu estilo de vida, necesitarás llevar un tratamiento para el SOP. Una alternativa está en los tratamientos con myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, exceso de testosterona (que provoca exceso de vello o acné), al igual que permite la maduración de óvulos para que sean fértiles.