Primeros síntomas del SOP que tú como mujer puedes detectar

Todas las personas se encuentran expuestas a múltiples enfermedades y padecimientos que se pueden presentar en cualquier momento de la vida. Aunque gran parte de ellos se pueden prevenir o al menos retrasar su aparición mediante ligeros cambios en el estilo de vida. Aspectos sencillos como mantener una alimentación equilibrada, practicar actividades físicas con frecuencia y evitar hábitos nocivos como el tabaquismo son suficientes.

Ahora bien, también existen otros problemas relacionados con la salud que hasta el momento se desconoce su origen. No se ha logrado identificar con precisión por qué aparecen y uno de ellos es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Algunos especialistas señalan que se origina por cuestiones genéticas, mientras que otros afirman que aparece cuando se combinan múltiples factores.

Al igual que ocurre con otros síndromes que afectan la calidad de vida, lo ideal es acudir con un especialista a revisión. En este caso, el ginecólogo es la persona ideal porque a través de sus conocimientos va a identificar si realmente se trata de un caso o si es otra enfermedad.

Primeros síntomas en aparecer

Por lo mismo, lo ideal es acudir con frecuencia con tu ginecólogo de frecuencia. Aunque si no es así, también existen algunas señales que tú como mujer puedes identificar para sospechar que padeces de SOP.

  • Irregularidades en el ciclo menstrual.
  • Aumento repentino de peso.
  • Acné en rostro, pecho y espalda.
  • Exceso de vello facial.
  • Colesterol alto.
  • Pliegues oscuros en la piel, en especial en ingles, axilas, cuello o pecho.
  • Dificultad para embarazarte.

Una alternativa está en los tratamientos con myo-inositol. Es un compuesto orgánico presente en alimentos como legumbres, avena o germen de trigo. Se ha comprobado que ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, exceso de testosterona (que provoca exceso de vello o acné).

Si presentas más de tres de los síntomas mencionados entonces existen altas probabilidades de que tengas SOP. Al ser así, evita caer en pánico y no tomes conclusiones apresuradas. Recuerda que lo siguiente que debes hacer es acudir a la brevedad con un ginecólogo.

Por otra parte, también debes evitar consumir cualquier tipo de medicamento sin la autorización de un especialista. Si lo llegas a hacer puede ser contraproducente e inclusive puedes sufrir de consecuencias más graves que las iniciales.