¿Qué es el hirsutismo que provoca el SOP?

El hirsutismo y el Síndrome de Ovarios Poliquísticos son dos conceptos muy relacionados pero sabes lo que es. Básicamente, se puede definir como un exceso de vello en cuerpo y rostro. Aunque no tiene consecuencias directas sobre la salud física de las mujeres que lo sufren, sí que puede llegar a causar traumas y complejos que dificulten a la mujer a llevar una vida normal por sus consecuencias estéticas.

Las mujeres lo sufren en diferentes grados

Este exceso de vello pueden sufrirlo las mujeres en diferentes grados y puede ser desde un vello suave (o pelusa) en diferentes zonas del cuerpo como glúteos, abdomen y pechos y en la cara, sobre el labio o en las mejillas. También puede ser un vello más en exceso y que sale más frecuente y rápidamente.

Aunque el hirsutismo y el Síndrome de Ovarios Poliquísticos van de la mano, son muchas las mujeres que pensarán si este exceso de vello se debe al SOP. Este es un trastorno en el que no siempre se manifiestan todos los síntomas, así que debes tener en cuenta una serie de pautas para saber si sufres SOP o no:

  • Ausencia de períodos (amenorrea) o períodos irregulares.
  • Presencia de quistes en los ovarios en una ecografía.
  • Hiperandrogenismo, es decir, señales de niveles elevados de testosterona.

Muchas mujeres lo asumen como algo propio de su cuerpo

Sobre todo, este uno, el hiperandrogenismo es uno de los síntomas más visibles externamente, aunque en muchas ocasiones, las mujeres que no están diagnosticadas con SOP asumen el sobrepeso, el acné o el exceso de vello como algo propio de su cuerpo sin saber que se debe a su enfermedad y que existen formas eficaces de aliviarlo.

A la hora de enfrentarte al hirsutismo o exceso de vello, lo más importante es que entiendas por qué lo tienes para así atajarlo con eficacia y así eliminarlo y poder vivir sin complejos.

Para tratar el hirsutismo, existen tratamientos hechos para mujeres con SOP. Una alternativa son los que contienen con myo-inositol. Es un compuesto orgánico que se encuentra en alimentos como germen de trigo, avena o legumbres. Se ha comprobado que ayuda a regularizar la producción excesiva de testosterona, que provoca exceso de vello. Además, ayuda a regularizar periodos menstruales irregulares, y permite la maduración de óvulos para que sean fértiles.